Tipos de relleno de los sacos de dormir

Relleno interior de los sacos de dormir SalewaEs importante entender que en un saco de dormir no es ningún elemento de calefacción, es decir, no aporta calor. Su función consiste en conseguir una temperatura óptima para dormir en condiciones agradables, evitando que el calor generado por el propio cuerpo salga al exterior. Se trata básicamente de un elemento aislante que tiene que garantizar el máximo aislamiento posible, incluso en las condiciones ambientales más extremas. Por este motivo, según el lugar en el que se vaya a utilizar el saco de dormir, los requerimientos serán más exigentes. No es lo mismo dormir en una tienda en la alta montaña que dormir en un refugio, hacer vivac o utilizar el saco de dormir en un camping situado al nivel del mar.

Tipos de material de relleno

El relleno de los sacos de dormir es el factor más importante para determinar el grado de aislamiento que se puede conseguir. Se pueden establecer dos grupos principales de materiales de relleno:

  • Plumón y pluma
  • Fibra sintética

Sacos de pluma

Los denominados sacos de pluma contienen una mezcla de proporción variable de plumón y pluma. Los sacos que contienen mayor cantidad de plumón son los de más alta calidad y los que consiguen, por tanto, mantener el calor corporal en el interior del saco en las condiciones más extremas. Tanto el plumón como la pluma son materiales naturales, denominándose plumón a la pluma que está más pegada al cuerpo del ave y tiene un tamaño más pequeño y es más fina que la pluma convencional. Estas características del plumón hacen que el aislamiento que produce sea mayor y más homogéneo que el que produce la pluma, siendo además un material más ligero.

En los sacos de dormir, el plumón y la pluma provienen casi siempre de gansos o de ocas y su calidad aumenta con la edad del ave. Es frecuente referirse a los sacos de plumón como sacos de plumas y a la hora de identificar la calidad de los mismos es imprescindible verificar la proporción de plumón que poseen, pues esta puede ser realmente diferente. Así, cuando se habla de un saco 90/10 se está haciendo referencia a un relleno que contiene un 90% de plumón y un 10% de pluma, con lo que se trata de un saco de alta calidad. En el caso de un saco 50/50, la proporción de plumón y pluma es idéntica y la calidad es menor. Los sacos de más alta proporción de plumón son los de más alta calidad y los que se utilizan en el material de alta montaña, aunque son también los más caros.

Sacos de fibra sintética

La fibra sintética que se utiliza en el relleno de los sacos de dormir es una imitación artificial del plumón natural. En este caso, cada fabricante aporta su propio producto y describe sus características particulares. Se trata, en general, de fibras de poliéster.

Aunque se han desarrollado fibras sintéticas de alta calidad, en general este tipo de relleno es menos aislante que el natural y más pesado.

Otros aspectos relacionados con el material de relleno

Una vez que se ha identificado el material que se va a utilizar como relleno, es preciso tener en cuenta otras consideraciones.

Así, la cantidad de relleno es un factor determinante, pues cuanta más cantidad haya mejor será la capacidad de aislamiento, pero mayor será su peso. También es preciso considerar que, según la calidad del relleno, la cantidad necesaria para conseguir un efecto que se pueda considerar equivalente puede ser muy diferente.

La forma de distribuir el relleno en el interior del saco o tabicado es también un aspecto importante, lo que implica la existencia de costuras que son puntos de pérdida de calor. Los diferentes fabricantes proponen formas diferentes de tabicado para tratar de optimizar la distribución.Tabicado interior de los sacos de dormir

La denominada capacidad de recuperación o expansión es un factor a considerar en los rellenos de plumón y pluma. Mide la capacidad de expansión de este tipo de relleno (en las fibras sintéticas no hay capacidad de expansión) en el interior del saco, de forma que cuanto mayor sea, mayor será su capacidad de aislamiento. Esta capacidad, que solo se puede atribuir al plumón, se mide en cuins. En los sacos de plumas se indica el número de cuins que tiene el relleno, de forma que si su valor es inferior a los 500 cuins se trata de un relleno pobre y si supera los 700 se trata de un relleno de alta calidad.

Cómo identificar la capacidad de aislamiento de un saco de dormir.

Es importante saber que los requisitos que ha de cumplir un saco de dormir están normalizados, existiendo formas de medir el aislamiento que son diferentes en Europa y en América. En la etiqueta del saco de dormir tienen que aparecer indicados una serie de parámetros que permiten que el usuario pueda conocer las características del relleno y los rangos de temperatura que puede soportar el saco, siendo la temperatura de confort la máxima a la que un hombre puede dormir sin sensación de frío, la temperatura límite a la que una mujer puede dormir en posición fetal y la temperatura extrema la que proporciona protección a la congelación.

Con todo ello, es posible identificar el saco de dormir que se necesita para cada uso concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>